¿La motivación es suficiente para alcanzar el éxito?

Cuando tienes razones suficientes y claros para buscar un objetivo, requieres de una secuencia sistemática y metódica de acciones que te permitan llegar a ese objetivo.

MOTIVACIÓN MEJORAMIENTO CONTINUO

8/10/2022 2 min read

Hace unos meses fui a un chequeo médico de rutina. Al salir del consultorio, tenía razones más que suficientes para hacer las modificaciones necesarias a mi dieta. Salí animado, decidido a hacer cambios importantes en mis hábitos y con las razones claras de por qué quiero hacerlo. Es decir, me sentía motivado.

¿La motivación es suficiente para alcanzar el éxito?

¿Qué podría hacer realmente la diferencia en mi salud? Los motivos, la decisión y el ánimo estaban, pero lo que realmente impactaría a mi cuerpo son mis ACCIONES, todo aquello que puedo hacer para efectivamente modificar mi dieta.

Aunque definir los por qués y los para qués de un objetivo en tu vida es fundamental, no es suficiente para alcanzarlo. Lo que te llevará al resultado que deseas son tus ACTOS. Cuando tienes razones suficientes y claros para buscar un objetivo, requieres de una secuencia sistemática y metódica de acciones que te permitan llegar a ese objetivo. Es decir, un PLAN DE ACCIONES.

Imagina que necesitas llegar al segundo piso, pero no puedes hacerlo en un solo salto. Y si primero subes al quinto escalón, luego te devuelves al segundo y de ahí saltas al séptimo para llegar al final, lo más seguro es que te vas a lastimar, perder el equilibrio y a cansar muy rápido. Pasa igual en la vida real. Necesitas subir escalón por escalón para llegar donde quieres. Lograr tu objetivo es como subir esa escalera. Y cada peldaño representa las acciones secuenciales que necesitas para lograr lo que anhelas.

El papel de la constancia.

Si quieres llegar arriba, debes avanzar un escalón a la vez, pero de forma CONSTANTE. Tu plan dará resultado en la medida en que perseveres en cada una de las acciones que te has propuesto. Es decir, que todos los días hagas algo que te acerque más a tu objetivo. Y déjame enfatizar la palabra TODOS. Cada día es importante porque es la oportunidad que tienes para hacer ese algo que contribuirá para hacer realidad el futuro que sueñas.

Volvamos al ejemplo de mi dieta. Esta será efectiva en tanto que yo, cada día, evite los alimentos que no debo consumir. Si mi dieta se vuelve “un día sí y tres no”, estoy seguro de que no va a tener el resultado planeado.

Es decir, la motivación por sí sola no te va a permitir lograr aquello que te propones porque la motivación son las razones que tienes, no los ACTOS que necesitas.

Por eso, la motivación no es suficiente para alcanzar el éxito. Es muy importante, pero no es lo único indispensable para lograr tus objetivos. Es la motivación más las acciones correspondientes lo que te permitirá llegar a la meta.

¿Te gustaría aprender a realizar un plan de acción que te ayude a alcanzar tus objetivos? Escríbeme aquí.